Etiquetas

viernes, 27 de febrero de 2015

ONDA MADRID OFF, RADIO MARCA ON

  
  "Hijo, que te acaban de llamar de Onda Madrid, que te han cogido". En pleno mes de junio de 1999, cuando los muchachos ni siquiera llevábamos un teléfono móvil con nosotros a todas partes, mi madre consiguió localizarme en casa de mi amigo Chiqui, que como era el único que tenía piscina era invadida cada tarde de verano por todos sus colegas. Mamá estaba llorando. Lágrimas de alegría, de felicidad, de emoción. Sólo ella había asistido a mis sueños radiofónicos desde que era un renacuajo. Sólo ella compartía mi devoción por ese transistor que llevaba pegado a la oreja desde ni me acuerdo cuándo. Sólo ella me había escuchado narrar desde mi habitación partidos reales o ficticios. Sólo ella sabía lo que significaba para mi trabajar en la radio. Yo nunca quise ser médico, ni piloto, ni profesor, ni futbolista. Yo siempre quise ser periodista. Yo siempre soñé con ser locutor de radio.

  
  Durante la mañana de ese mismo día mi madre, la persona que en condiciones muy difíciles me ayudó a estudiar una carrera y formarme lo mejor posible, entró en mi habitación y me dijo: "Llama a Onda Madrid, que te vas a quedar sin hacer las pruebas". Yo estaba liado preparando el programa diario de deportes que teníamos en Radio Miraflores de la Sierra. Para mí cada programa era como jugar una final de Copa de Europa diaria, así que allí andaba estrujándome el cerebro para cocinar una hora de radio digna. Los que me conocen saben que cuando preparo un programa tengo mis rituales y mis manías (¿verdad, Rosita?), y además como no me sobra talento necesito mucho trabajo. Pero le hice caso a mi madre. Pude no hacerlo, y no estaría escribiendo estas líneas. Pero afortunadamente le hice caso y levanté el teléfono. "Buenos días, quería hablar con José Luis Poblador, por favor". "Sí, soy yo. Las pruebas para entrar en Madrid al Tanto son esta misma tarde a las 4". 


                    


  No me jodas, esta misma tarde. ¡Mierda! A esa misma hora tenía el programa en Radio Miraflores, y eso para mí era una responsabilidad innegociable. Cada tarde de verano subía por la carretera de Colmenar con mi Renault 5 (¡4 marchas!) con todas las ventanas abiertas para que entrara un poco de aire, aunque fuera caliente como un horno. Llamé a mi compañero de andanzas (Jorge Aznal) y le dije que esa tarde no podía ir. Me sentía fatal, como si hubiera traicionado mi deber. Con el tiempo me he dado cuenta de que esa disciplina me ha ayudado muchísimo en mi profesión. Ese día (¡sólo ese!) me borré de Radio Miraflores... y el destino me echó un cable. Allá vamos, a hacer las pruebas para entrar en Madrid al Tanto, programa que yo escuchaba cada domingo por la mañana y que como cualquier oyente tenía idealizado.
     
 Estaba cagao, acojonao vivo. Más aún cuando llegué al edificio de Telemadrid/Onda Madrid y me encontré con unos 50 chavales como yo que habían ido a lo mismo. Llegó mi turno y conocí a José Luis Poblador. En ese momento ninguno de los dos sabíamos que ahí nació un vínculo que, pase lo que pase, va a durar toda la vida. Para él todavía era Carlos, ahora soy Blas. Para él y para muchos oyentes y socios de profesión. "Carlos, a narrar". Encendió la tele y apareció aquel Atlético de Madrid - Ajax de la Champions, en concreto la jugada en la que marcó el portugués Dani. Lo hice lo mejor que pude, pero honestamente creo que fue una mierda. Casi nunca me quedo satisfecho con lo que hago, un enorme defecto que soy incapaz de corregir. Entre la autoexigencia y la flagelación la línea es demasiado delgada, y creedme, a veces se pasa mal. En fin, salí de allí poco convencido y me fui a hablar de chicas, de música y de chorradas a la piscina de mi gran amigo Chiqui. Allí recibí la llamada que cambió completamente mi vida.


                        

     
  En 1999 comenzó mi etapa en Onda Madrid. El 31 de agosto hice aquel inolvidable Cercedilla 1 - Coslada 2. Canté mi primer gol en la radio, de Lucas para los locales. Y fui inmensamente feliz. Durante ese partido y durante los 13 años y medio siguientes. En Onda Madrid he hecho 100.000 cosas más de las que contenían mis sueños, me siento muy afortunado, no todo el mundo puede decir que ha cumplido sus sueños multiplicados por 100.000. He disfrutado como un niño narrando partidos de Tercera y finales de Euroliga. Y fútbol sala, balonmano, eventos de atletismo, qué sé yo, de todo. Un rodaje y una experiencia impagables. Amo todos los deportes, amo la radio, qué más puedo pedir, la vida me ha sonreído, he sido inmensamente feliz con un micrófono entre las manos. Y además he formado parte de un proyecto en el que los imposibles se intentaban. Periodismo también es viajar 1000 kilómetros al día en una Eurocopa con la única compañía de unas galletas Leibniz, coger por la pechera a un ruso para que te instale una línea digital, dormir en el único tugurio disponible de un pueblo austriaco o narrar el playoff de un equipo de Tercera rodeado de paisanos del equipo rival cabreados con tus alaridos de gol. He sentido en el alma la adrenalina de la radio, una droga que engancha. Joder, he sido inmensamente feliz haciendo radio, eso hay que vivirlo, no se puede explicar. Para un romántico de estadios y pabellones como yo, he tenido el enorme privilegio de conocer un montón, incluso aquellos míticos que alimentaban mis sueños de radio antigua. Os confieso que cada vez que terminaba una transmisión me quedaba 1 minuto observando el pabellón o el estadio de turno porque yo sabía que aquello tendría fecha de caducidad y que no podía olvidar que estaba viviendo un sueño. De lo poco de lo que puedo presumir es de que en estos últimos 15 años y medio no he olvidado ni un solo segundo que era un privilegiado y que cientos de personas hubieran pagado por hacer lo que yo hacía. Y que ni un solo día, ni en un solo viaje, ni en un solo programa, ni en un solo entrenamiento, ni en una sola entrevista, ni en un solo partido, ni en un solo inalámbrico, ni en una sola producción, ni en una sola conexión, ni en una sola función me he dejado llevar. Nunca. Ni siquiera en los últimos y difíciles tiempos. Para mí ha sido una enorme fortuna no nacer con un talento comunicador innato, eso me ha ayudado a luchar mucho, a trabajar mucho. Y es una enorme suerte porque te ayuda a superarte cada día.
     
   Mañana dejaré atrás 16 años menos 5 meses de mi vida. No de mi trabajo, sino de mi vida. Onda Madrid para mí ha sido mi vida. En Onda Madrid he madurado, en Onda Madrid he conocido a amigos que lo serán para siempre, en Onda Madrid me he encontrado con la mujer de mi vida, en Onda Madrid he llorado (por dentro, quizás sea una forma de protección) de alegría y también de rabia, en Onda Madrid he aprendido muchísimo, en Onda Madrid también me he llevado las decepciones personales más profundas de mi existencia, en Onda Madrid he perdido amigos por el camino. Lo dicho, los años más importantes de mi vida. Echo la mirada atrás, repaso algunos audios, algunas fotos y algunos recuerdos y sólo puedo dar gracias desde lo más profundo de mi corazón por lo feliz que he sido. Enormemente feliz, joder. FELIZ con mayúsculas.


                        


  Soy reservado, pero a la vez extrovertido, aunque parezca una contradicción. Prefiero no aportar muchos nombres aquí porque quienes me conocen saben que yo siempre intento que los demás reciban mi energía. No me guardo besos ni abrazos, me jode que se queden por el camino por pudor o vergüenza. Aunque luego con el tiempo te asalte la certeza de que a veces no recibiste lo que muchos días diste con discreción. Bueno, quizá los seres humanos no podemos o no sabemos aparcar el egoísmo. En el repaso mental que hago a diario y que he intensificado durante los últimos días he corroborado que durante estos años he cometido muchos, muchísimos errores. Pero siempre he intentado fomentar el buen rollo, las sonrisas y el respeto. Desde la inocencia del principio y desde la experiencia del final. Me he afanado en conseguir que los veteranos y los recién llegados vieran en mí a una persona que les podía ayudar. Qué menos, ¿no? Asumo que desde enero de 2013 (ERE) he cambiado. A pesar de las cientos de equivocaciones que a menudo martillean mi cabeza, me siento profundamente orgulloso de haber dejado de ser yo... para ser yo. Yo me entiendo, y algunos de vosotros sé que también. Es jodido, muy jodido, como asistir a un capítulo diario de una continua contradicción. Pero era necesario. Pido perdón de corazón si en los últimos tiempos alguien que no lo mereciera ha recibido de mí un gesto, una palabra o una indiferencia injustos.
     
  Aparco Onda Madrid. Ayer hice mi último partido de basket (¡cuántas alegrías me ha dado el binomio baloncesto - radio, Dios mío!). Mañana haré mi último partido de fútbol. Me hace mucha ilusión poder despedirme en Vallekanfield, en la cabina 18, entre mi gente. Siempre digo que ni aunque viviera un millón de vidas seguidas me llegaría para devolver el cariño que recibo en el barrio. No sé qué deparará el futuro, pero jamás olvidaré lo feliz que he sido en la radio junto al Rayo Vallecano y su gente. Y con todo lo demás, demonios. He flotado, he levitado, he vivido en una nube toda esta aventura, ha sido una constante y excitante montaña rusa. "Disfruta hasta el final de la radio a la que tanto quisiste", reza un mensaje muy especial que he recibido en las últimas horas. Es verdad, yo quise con locura a aquella Onda Madrid, y he tratado de demostrarlo cada día de mi curro. Una etapa de mi vida fascinante, hermosa, inolvidable, irrepetible. En estas líneas no quiero ni una pizca de ese rencor que albergamos los seres humanos cuando te duelen las cosas, a pesar de que Onda Madrid también me ha mostrado la profunda maldad humana, esa que cuando eres pequeño piensas que no existe. Ahora sólo cargo una enorme y pesada mochila de agradecimiento. Gracias a todos los compañeros que me han enseñado y de los que sigo aprendiendo hasta el último día. A algunos yo los escuchaba cuando era pequeño, ¡eh! jajaja. Gracias a la gente que dejo allí y que merece la pena. Gracias a los compañeros de profesión y de batallas que me regaláis vuestro cariño. Y gracias a ti, Pobla, por apostar por un imberbe de 19 años que aprobaba en ganas y suspendía en todo los demás. Sin tus enormes cojones quizá jamás habría podido disfrutar de mi gran pasión. GRACIAS.


                     

     
  Onda Madrid, off. Radio Marca, on. ¡Viva la radio! El lunes comienzo una nueva aventura, una aventura fascinante. Se me cae la ilusión de los bolsillos, funciona a pleno rendimiento la fábrica de mis sueños. Tengo unas enormes ganas de trabajar con compañeros a los que llevo escuchando muchos años. A mi gente le digo que no se preocupe, que aunque esto parezca una locura (y quizá lo sea), también esta vez va a salir bien. Y que gracias por apoyarme una vez más en todo a pesar de los miedos y las dudas. Me gusta el riesgo, no puedo quedarme parado, qué le vamos a hacer. Necesito darle algo más a mi profesión y, sobre todo, recibir muchas más toneladas de esa inefable pasión llamada radio. Seguiremos aprendiendo del oficio y de la vida. Estaré encantado si me queréis acompañar y arropar en este nuevo desafío. ¡Adelante! Gracias a todos por compartir conmigo la magia... de la radio.
    



       

54 comentarios:

  1. Suerte en tu nueva aventura. Todos los que te hemos escuchado y seguido sabemos que te lo mereces.

    ResponderEliminar
  2. Puff. Vaya mezcla entre alegría y tristeza que nos acabas de dar. Alegría porque es una oportunidad increíble para ti en una radio "grande", y lo vas a hacer fenomenal (sin duda!!). Pero también tristeza porque se descuageringa un equipo impresionante. Un equipo que, al menos en mi caso, ha sido en muchas ocasiones la única forma de poder escuchar baloncesto en la radio cuando no había otra manera de enterarse de algún partido del Madrid.
    Solo espero que allí donde vas te dejen dar mucho basket, porque sinceramente creo que hay muy muy muy pocos capaz de retransmitir tan bien, tan tan bien y transmitir tanta pasión por un deporte tan impresionante como el baloncesto. Ojalá podamos segui oyendo tus "tri-tri-triple" muchos años más.
    Habéis sido una apuesta por el baloncesto que ni siquiera las teles han sido capaz de tener. Le habéis hecho mucho bien al baloncesto en Madrid. Lástima que los recortes se hayan llevado tantas cosas... Ojalá puedas construir algo similar en Radio Marca! Desde luego, si yo fuese el director de Onda Madrid y leyese tus palabras sentiría una gran decepción y una gran culpa por dejar escapar a un tío como tú. Pero bueno, ya lo verán!
    Mucha suerte en tu nueva etapa! Te escucharemos!
    Gracias por ser un profesional como la copa de un pino!

    ResponderEliminar
  3. Fantástico. Que tengas mucha suerte. No te conocía de antes y me ha encantado tu manera de vivir, porque creo en cierta manera nos tomamos la vida de forma parecida. Con ganas, ambición y creyendo sobre todo en uno mismo. Por ahora tengo 20 años y me encanta el periodismo, pero no el que se enseña en las facultades. Por eso empecé a estudiar Lengua y Literatura españolas en la UAB. Escribo artículos para Solobasket.com y Basket4US.com de lo primero que me viene a la cabeza y de lo que me dejan publicar. Además, también presento con unos colegas un programa de radio local sobre la NBA. Como tú (supongo, a mi edad) creo hay mucha gente que lo hace, y gente que podría hacerlo, mucho mejor que yo. Pero de una cosa estoy seguro, sin tener una gran habilidad en nada, mi mayor virtud es disfrutar siempre lo que hago como el que más. En clase no soy un lumbreras, pero frente a los que sacan matrículas de honor en todo, disfruto todas la clases que hago como algo que no volverà a repetirse. Cada partido que veo de la NBA a las tantas de la madrugada sabiendo que mañana tengo que ir a la universidad para mí es algo especial. Sé que mi pasión por el baloncesto es mucho mayor que mi conocimiento de este. En mi caso siempre está por encima la pasión a todo lo demás.

    Yo por ejemplo hubiera suspendido esas pruebas si me hubieran hecho retransmitir un partido de fútbol porque no conozco ni una cuarta parte de los jugadores que juegan. Por otro lado sé que me hubiera espabilado y hubiera luchado con todo por mi oportunidad. Tengo muchos proyectos en mente y el embrión de estos pasa siempre por las ganas que le pongo en todo como un motor a la vida.

    No nos conocemos, ni incluso te conocía antes. Pero te deseo muchísima suerte. Espero que algún día la vida nos haga coincidir y pueda aprender de alguien que en su manera de hacer las cosas ha devenido un referente para mí.

    Saludos, Enric Parellada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magnífico tu comentario, Enric! A ver si nos encontramos en el camino. Muchísimas gracias, de verdad.

      Eliminar
  4. Suerte..... no la necesitas, haz lo que sabes hacer bien y disfruta de tu sueño y pasion, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Blas. Me has dado en la patata. He vivido y estoy viviendo lo mismo que tu, yo también encontré mi curro "perfecto" hace casi 14 años, a los mismos 19 años que tu y ahora por cosas de la vida, tras ERTEs y EREs, la empresa se encuentra en concurso de acreedores a liquidación. Tus palabras me dan fuerza para afrontar el futuro que me ampara, a mi y a mis "amigos". Siempre que te escuche en radio marca me acordaré de estas palabras. Que tengas mucha suerte y te masques tus tri tri triiiiiple (triplazo con pizzajardin uuhhh!) ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha suerte, de verdad. Y gracias por tomarte la molestia de escribir en este humilde blog!

      Eliminar
  6. El inventor del tri-tri-triiiii triple. El mejor narrador de basket que he visto en mis 44 años. Sólo puedo desearte suerte. O mejor, trabajo. La suerte es sólo para los mediocres. Los que tenéis talento sólo necesitáis trabajo para desarrollarlo. Y te irá muy bien. Esa cadena, dominada por mediocres, tendrá en tí un referente a no tardar mucho.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Increíble tu comentario, "demasiao". GRACIAS DE CORAZÓN una y 1000 veces!

      Eliminar
  7. Me alegro un montón que a los periodistas TOP como Blas les vaya bien...

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena Blas, te deseo lo mejor. Que sigas disfrutando trabajando.
    Alicia (Madre de Jesús Ruiz)

    VIVA LA RADIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡VIVAAAA! Qué ilusión, muchas gracias, Alicia! Besos a toda la familia!

      Eliminar
  9. Enhorabuena!!! Solo decirte que como incondicional tuyo, estoy muy orgulloso del trabajo que desempeñas y desempeñaras. Suerte y ponle las pilas a los de Radio Marca que seso parece el Salvame del deporte. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Al final quien no arriesga no gana, has ganado mucho pero tienes mucho más camino por delante para seguir venciendo y creo que Radio Marca (radio que escucho habitualmente) es el sitio perfecto para ello. Mucha suerte Blas, de verdad. Saludos

    ResponderEliminar
  11. Enhorabuena Blas, solo la buena gente se tiene bien ganada la opción de una segunda oportunidad, como fiel seguidor de ondamadrid desde hace años, desde los famosos Miguel Ángel Méndez, Alfredo Duro a los más recientes Poblador, Rosita, Margot, Bonilla, Carlitos y tú, solo me queda esperar a que el gran Carlitos Rodriguez te siga los pasos, e incluso, el mismisimo Bonilla, y asi pagar con la misma moneda a los directivos de la emisora, es decir, dejando de escuchar ondamadrid. Suerte en tu nueva andadura, y ya sabes, que cuentas con un fiel oyente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta hoy no he podido ponerme tranquilamente a responderos a todos como merecéis. Preciosas tus palabras, gracias de corazón!

      Eliminar
  12. Muchas gracias Blas. A raíz del ERE os dejé de escuchar tan asiduamente, me cabreé con Onda Madrid; antes no perdonaba el partido de la una, que me apañaba para grabarlo y escucharlo por la tarde y el magnífico programa de música clásica (le he perdido totalmente la pista al locutor ya que no recuerdo el nombre). Sin embargo, en caso de haber baloncesto ponía el 106 para buscar tus narraciones, deseando que, esa vez, te hubieran dejado transmitir. De un ex-entrenador del estudiantes, ex-socio del madrid de baloncesto y apasionado de la radio a otro: buen trabajo, muchas gracias y a por todas. Te seguiremos escuchando, ¡y leyendo!, no dejes el blog, por favor.

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena! M alegro mucho, por la pasión, humildad y sencillez que transmites en tus palabras, seguro que te lo mereces sin duda.
    Tenemos una forma de ver y disfrutar el deporte muy similar, si alguna vez coincidimos intentaré saludarte. Mientras, seguiré atento a tus escritos.
    (Y si alguna vez te da por disfrutar del pádel en clases, lo mismo nos vemos por las pistas!)
    @arturokuduro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, socio! No descarto lo del pádel, eh!!! Jajaja!! Enorme!

      Eliminar
  14. No te puedes imaginar la de tardes-noche sobre todo a la hora de la cena, mis enanos cantaban contigo el Tri,Tri,Tri...en fin me emociono. Solo desearte mucha suerte en esta nueva etapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de tus niños me toca el corazón, qué hermoso, joder. Dales un beso y un abrazo para ti. GRACIAS!!

      Eliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Te lo he puesto en Twitter, donde te sigo desde hace relativamente poco, me has dejado agridulce.
    Me alegro por ti, por lo que significa profesionalmente, pero como escuchante de fin de semana de Onda Madrid, te vamos a echar de menos.
    Imposible no acordarme de tus, canasta y falta, de tus tri-tri-triple y de tu madrileñismo en vena .Se te nota en cada palabra, en cada retransmisión y en esta entrada de tu blog la pasión por la radio.
    En casa tengo otro Carlos muy parecido a ti, a sus ocho años adora la radio deportiva y ya ha hecho sus pinitos como locutor y cronista deportivo en alguna radio local. Mañana cuando le cuente que te vas a Radio Marca y si en su partido de baloncesto consigue una canasta y le hagan una falta al mismo tiempo, ten por seguro que se acordara de ti. Triples no te va a dedicar porque no llega, pero gente como tu hacéis que a los enanos les encante narrar partidos de fútbol, de basket o que se traguen cualquier repetición de Teledeporte y jueguen a ser locutores (y de vez en cuando aun con una lagrimilla cayendo, hay que reconoceros lo buenos que sois y devolveros un poquito de lo que nos dais).
    Gracias por todo y no olvides que no caminaras solo.
    Un abrazo y mucha suerte.
    Carlos Garcia
    Fuenlabrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enorme, este comentario es enorme. Dale un beso gigante a tu Carlos, que grandes sois, joder. Gracias a ti por estas líneas, increíbles.

      Eliminar
  20. Blas, felicidades para tu nueva andadura, en lo profesional, no tienes que demostrar lo que vales, de eso ya te han hablado los que saben. Yo solo voy al tema personal, si saber decírtelo tan bien como Pobla, que para eso es tu maestro. Solo te puedo decir que tuve la suerte o pena , según se mire de conocerte una vez, pero me marco. Vi en ti una persona con una mirada, clara, de buena persona, de cariño y muy de verdad. Desde ese día te sigo, pocas veces en mi vida ( y tengo muchos años ) una persona en tan poco tiempo la sentí tan cerca,gracias. Solamente decirte como algunas veces en tus escritos te he dicho que NO CAMBIES, sigue como eres especial, te deseo toda suerte del mundo y felicidad. A tu madre trasmitirla que se sienta muy orgullosa de ti, por la parte que le corresponde un abrazo muy fuerte de esta familia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lolaaaaaaaaaaaaaaa!
      Hasta ahora no he podido terminar de contestar a todo el mundo y uno por uno, como merecéis. Sentí exactamente lo mismo aquella vez que nos conocimos en la redacción de la radio. Qué alegrón escuchar a vuestro hijo en la radio, vaaaaaaaaamos!
      Besos para toda la familia!

      Eliminar
  21. Muy bueno Blas!!! Enhorabuena. Yo te conocí hace muchos años en el campo del Lega ;).

    ResponderEliminar
  22. Gracias a todos por vuestro cariño, estoy completamente abrumado. Agradecido desde el fondo de mi corazón. Abrazos!!

    ResponderEliminar
  23. Ufff! Mi más sincera enhorabuena y mi más profundo pesar para los que nos gustan los programas deportivos de Onda Madrid. Ya no será lo mismo.
    Curioso, llevo tiempo pensando ¿por qué Carlos no retransmite los partidos del Estudiantes, por qué no escuchar el tri-tri-tri-triiipleeeee de los jugadores del Estu? Bueno, pues me quedaré con las ganas :(

    Enhorabuena nuevamente y a seguir por el mismo camino. Ha sido un auténtico placer escucharte durante todos estos años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! En su día hice muchos partidos del Estu, recuerdo aquel 2004 inolvidable, qué bien me lo pasé! Gracias de corazón por tu cariño hacía mí!

      Eliminar
  24. Blas, desearte muchísima suerte en tu nueva singladura. Has dejado huella en Vallecas, te lo aseguro. Espero y deseo de todo corazón que no pierdas tu frescura y tu imparcialidad en radio Marca, creo que va a ser difícil misión, pero sigue siendo tu siempre amigo. Un abrazo

    Miguel Angel

    ResponderEliminar
  25. Joder y como voi a escuchar el basket currando como lo narra blas es como estar viendolo espero que en radio marca hagas el basket del madrid

    ResponderEliminar
  26. ¡Me he enterado hace un ratito sólo de tu cambio de emisora, mi estimado hermano! ¡Te deseo lo mejor en esta nueva andadura! ¡No cambies nunca macho, eres un grande! ¡Para siempre en mi memoria quedarán esas comidas que tuvimos cuando hice las prácticas con vosotros en Onda Madrid, contigo, con Rosita, con Laura Cabrera... cómo disfrutamos!
    Aquí tienes a un amigo para lo que haga falta, Abrahám Mateo, como tú mismo decías... un titán de tomo y lomo.
    Si necesitas cualquier cosa, ya sabes... te recuerdo mi teléfono por si lo perdiste. 618 61 65 79.
    Yo estoy haciendo el Máster de Radio Nacional ahora, ¡a ver el destino qué nos depara, si algún día podemos encontrarnos de nuevo!
    ¡Adelante hermano y enhorabuena!

    ¡Y un saludo para tu chica de mi parte, dile que para lo que quiera, aquí me tiene también!

    ¡Un abrazo, maestro, dueño y señor de la canasta y, sobre todo, del tri tri tri tri tri triiiiiiiiíple!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenos recuerdos, claro que sí! Gracias por tus palabras, un abrazo tri tri tri triiiiiiiiiiiple!!

      Eliminar
  27. Joé. Hace un par de días te escuché en R Marca y no me lo podía creer. Que sepas que no es lo mismo oír el partido de Euroliga sin ti. Muchas gracias por tantos partidos que nos has regalado a los oyentes. Estoy seguro de que tendrás éxito allí donde vayas. Abrazos

    ResponderEliminar
  28. Yo era fiel oyente de ONDA MADRID me encantaban las retrasmisiones de baloncesto, ahora esa cadena parece un desierto. Creo que es tu punto fuerte. Darás baloncesto? Allí el capo es TALAVERA, en fin, una pena no escuchar a POBLADOR que es un moustro.

    ResponderEliminar
  29. MUCHO CRITICAR A ONDA MADRID Y SINDICATOS... AHORA DEJAS TIRADA A LA CADENA... POR PASTA, CLAROS! MUCHO HABLAR DE ENCHUFISMO, LA PRIMERA TU NOVIA... BECARIA DE BUENA FAMILIA...
    VARA DEL REY... SU TÍO UN PERSONAJE IMPORTANTE. ¡TODO POR LA PASTA! SERÁS COLA DE LEÓN. PERO CLARO, SALTANDO DEL BARCO ANTES DEL SALVESÉ QUIEN PUEDA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haz el amor más. Incluso con agitación, ponte al borde de un orgasmo galáctico. Hazme caso, lo necesitas.
      Un abrazo, socio!

      Eliminar
  30. Blas me gusta el paso que has dado, pero por favor ponerlo como comentarista de basket en Radio Marca (que comente en directo al Real Madrid) y que para el Atlético de Madrid pongan a Bonilla. Luego que pongan radio marca en Gijón para que Antón Meana se vaya para allá como director y pongan en su lugar a Carlos Rodriguez y mandamos a la porra a Onda Madrid

    ResponderEliminar